Placas solares PPA

Qué es el el PPA y sus beneficios

Qué es el el PPA y sus beneficios

Seguro que habrás oído mucho hablar sobre energías renovables, y en concreto sobre la energía solar.
¿Sabes que existe la posibilidad de en lugar de comprar la instalación comprar la energía generada por la misma?

Puedes beneficiarte de la energía solar sin invertir un solo euro, y disfrutar de una energía renovable, mas barata que la convencional, y al finalizar el plazo del contrato PPA la instalación sera tuya sin ningún desembolso adicional.

Si estás pensando en la instalación de equipos fotovoltaicos debes saber que actualmente tienes dos opciones:

Te encargas tú de la compra y de la instalación de dichos equipos.

Recurres a un contrato mediant el modelo PPA, en el que una empresa generadora de energía se encarga de asumir todos los costes de tu instalación durante un determinado periodo de tiempo.

En este artículo hablaremos de ello y aprenderás en qué puedes beneficiarte autoconsumiendo la energía que produces de las dos formas, para que puedas elegir el método que más te convenga.

El modelo PPA

Un acuerdo de compra de energía solar PPA (La compañia (Power Purchase Agreement) es un acuerdo financiero en el que un generador de energía organiza el diseño, los permisos y la instalación de un sistema de energía solar en la nave propiedad de un cliente sin costo.

energética vende la energía generada al cliente, comprador, a una tarifa fija que es más económica que la tarifa  de la comercializadora eléctrica. Este precio de electricidad más bajo sirve para compensar la compra de electricidad por parte del cliente de la red, mientras que el generador (productor) recibe los ingresos de estas ventas de electricidad. Los modelos PPA generalmente varían de 15 a 25 años y el generador sigue siendo responsable de la operación y mantenimiento del sistema durante la duración del acuerdo. Al final del plazo del contrato de PPA, un cliente puede extenderlo o quedarse con la instalación.

Esta modalidad permite una serie de beneficios que no tendrías en la forma habitual de conseguir tu energía:

Costes de capital iniciales nulos: el generador se encarga de los costes iniciales de dimensionamiento, adquisición e instalación del sistema solar fotovoltaico. Sin ninguna inversión al principio, el cliente puede tener la infraestructura de la energía solar y empezar a ahorrar dinero en el momento en que el sistema empiece a funcionar.

Reducción de los costos de energía: los modelos PPA solares proporcionan un costo fijo y predecible de electricidad durante la vigencia del acuerdo y pueden realizarse de dos formas. El precio que paga el cliente se incrementa sobre una tasa predeterminada, suele estar entre el 0 y el 2 %. Este precio es más económico que los aumentos de precios de energías convencionales. El precio fijo, por otro lado, se mantiene constante durante el plazo de vigencia del contrato, lo que ahorra más al cliente a medida que los precios de los servicios públicos aumentan con el tiempo.

Riesgo limitado: el generador es el responsable del rendimiento del sistema y del riesgo operativo.

Aumento potencial en el valor de la propiedad: se ha demostrado que un sistema solar fotovoltaico aumenta los valores de la propiedad residencial. La naturaleza a largo plazo de estos acuerdos permite la transferencia de PPA con la propiedad y, por lo tanto, proporciona a los clientes un medio para invertir en su hogar a bajo costo, o sin costo.

Por supuesto, podrías decidir el financiar tú directamente la compra de los equipos necesarios para la generación de la energía y vender los excedentes por tu cuenta. Pero, de esta manera, podrías amortizar el coste que te supondría la financiación para instalaciones fotovoltaicas si lo hicieras por tu cuenta en un plazo menor al periodo de finalización del modelo PPA, con lo que, a partir de este punto, todo serían beneficios para ti.

En el caso de que no nos interese el recurrir al modelo PPA, tendremos 2 alternativas: podemos comprar o realizar un renting en instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo.

¿Debemos hacer un renting de bienes de equipo o los compramos? La respuesta depende de tu situación. El renting en instalaciones fotovoltaicas industriales para autoconsumo puede ser una buena opción si tienes un capital limitado, o si necesitas equipos que deban actualizarse cada pocos años; mientras que la compra de equipos puede ser una mejor opción para negocios establecidos, o para equipos que tienen una larga vida útil.

Sin embargo, cada negocio es único, y la decisión de comprar o arrendar equipos debe tomarse caso por caso. Vamos a analizar ambas opciones.

Renting de bienes de equipo

El renting de equipos y herramientas comerciales conserva el capital y proporciona flexibilidad, pero a la larga puede costarte más.

Las ventajas que tiene son:

Menos gastos iniciales. La principal ventaja del renting de bienes de equipo es que te permite adquirir activos con gastos iniciales mínimos. Debido a que los arrendamientos de equipos rara vez requieren un pago inicial, puedes obtener los bienes que necesitas sin que afecte significativamente a tu flujo de efectivo.

Son deducibles de impuestos. Los pagos del renting generalmente pueden deducirse como gastos comerciales en tu declaración de impuestos, reduciendo el costo neto de su arrendamiento.

Términos flexibles. Los arrendamientos suelen ser más fáciles de obtener y tienen plazos más flexibles que los préstamos para comprar equipos. Esto puede ser una ventaja significativa si tienes mala situación para adquirir créditos o sin necesitar negociar un plan de pago más largo para reducir sus costos.

Actualización de equipos más fácil. El hacer un renting en instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo permite a las empresas abordar el problema de la obsolescencia. Tienes la opción de continuar con equipos nuevos de alta gama después de que expire su contrato de arrendamiento, estableciendo otro.

Sin embargo, también existen algunas desventajas, como por ejemplo:

Mayor costo general. Arrendar un artículo es casi siempre más costoso que comprarlo.

No nos pertenece. No forma parte de los activos nuestros. A menos que el equipo se vuelva obsoleto al final del arrendamiento, esta falta de propiedad es una desventaja significativa.

Obligación de pagar el plazo completo del arrendamiento. Estamos obligados a realizar pagos durante todo el período de renting en instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo, incluso si dejamos de usar el equipo. Algunos contratos de arrendamiento dan la opción de cancelar el contrato de arrendamiento si el negocio cambia de dirección y el equipo que alquilamos ya no es necesario, pero siempre se aplican grandes tarifas por cancelación anticipada.

Compra de las instalaciones fotovoltaicas

La propiedad y las exenciones de impuestos hacen que la compra de equipos comerciales pueda ser atractiva, pero los altos costos iniciales significan que esta opción no sea para todo el mundo. No obstante, si estás en disposición de comprar los equipos, bien buscando una forma de financiar las instalaciones fotovoltaicas industriales para autoconsumo o bien por que dispones de capital suficiente, vamos a analizar los pros y los contras.

Podemos resumir las ventajas de la siguiente manera:

Somos propietarios. La ventaja más obvia de comprar las instalaciones fotovoltaicas es que nos hacemos dueños de ellas. Esto es especialmente interesante en equipos que tienen una larga vida útil y que no es probable que queden desactualizados tecnológicamente en un futuro cercano, como muebles de oficina o maquinaria agrícola.

Incentivos fiscales. Podemos deducirnos completamente el costo de algunos activos.

Veamos ahora las desventajas que tiene:

Mayor gasto inicial. Para algunas personas, la compra de equipos puede no ser una opción porque el desembolso inicial en efectivo es demasiado alto. Incluso si planeamos pedir una financiación para instalaciones fotovoltaicas, la mayoría de los bancos nos requerirán un pago inicial de alrededor del 20 %. Los préstamos de dinero también pueden vincular líneas de crédito y los prestamistas pueden imponernos restricciones en sus operaciones financieras futuras, para garantizar que podamos pagar el préstamo.

Quedarnos atascados con equipos viejos. Aunque la propiedad es quizás la mayor ventaja para comprar equipos, también puede ser una desventaja. Si compramos equipos de alta tecnología, corremos el riesgo de que los equipos se vuelvan tecnológicamente obsoletos y nos veamos obligados a reinvertir en equipos nuevos mucho antes de lo planeado. Ciertos equipos comerciales tienen muy poco valor de reventa.

En definitiva, Al decidir si compramos o arrendamos las instalaciones fotovoltaicas, debemos tratar de calcular el costo neto aproximado de ese activo. Hay que tener en cuenta las exenciones fiscales y el valor de reventa al hacer este cálculo. Después de determinar qué opción es más rentable, tenemos que considerar otros intangibles, como la posibilidad de que el producto quede obsoleto (si estamos considerando comprar), o que la necesidad del producto caduque antes de que lo haga el arrendamiento (si estamos considerando el arrendar).

Por último, en este apartado de que vayamos por libre en la adquisición de las instalaciones fotovoltaicas, aún queda una cuestión patente: ¿son equipos para autoconsumo puro?, o ¿nos interesa tener un excedente de energía de la cual podamos beneficiarnos económicamente? En este caso, queda la cuestión de negociar con la compañía suministradora de energía que más nos convenga.

Por todo ello, la utilización del modelo PPA para la adquisición de nuestra fuente de energía puede solucionar todos los problemas que plantea la compra o el renting en instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo.

NUESTROS CLIENTES YA AHORRAN EN ELECTRICIDAD