Ventajas del renting en la financiación de instalaciones solares de autoconusmo

RENTING O ALQUILER DE BIENES DE EQUIPO

El renting o alquiler de bienes de equipo se ha convertido en los últimos años en uno de los tipos de financiación favoritos de las pymes de nuestro país, y en una de las formas más adecuadas para financiar las instalaciones fotovoltaicas industriales para autoconsumo.

El alquiler de bienes de equipo es hoy en día una opción de gran utilidad cuando las empresas precisan un equipo para llevar a cabo su actividad o cuando por ejemplo, hay una necesidad de liquidez y en lugar de comprar se puede disponer en alquiler del equipo que se necesita.

En definitiva, lo que se consigue con el renting es beneficiarse de un equipo a cambio de una mensualidad, con la ventaja añadida de que permite incluir en la cuota mensual otros aspectos, como por ejemplo, el mantenimiento o el seguro del bien.

A continuación vamos a conocer algunas de las ventajas que ofrece esta solución financiera a las empresas, y posteriormente veremos el caso específico de renting en instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo.

 

VENTAJAS GENÉRICAS DEL RENTING O ALQUILER DE BIENES DE EQUIPO:

 

Permite utilizar el equipo sin necesidad de comprarlo ni de pagarlo en su totalidad.

Permite utilizar el equipo en óptimas condiciones de uso, sin que esto suponga un coste adicional.

Al tratarse de un alquiler y no de una venta, no existe la “pérdida de valor” de los bienes que se venden.

Permite que el arrendatario pueda adquirir, una vez finalizado el contrato de alquiler, el equipo, si fuera de su interés.

La cuota mensual incluye otros servicios que integra el renting, y que de otra manera tendrían que contratarse, como por ejemplo el seguro o el mantenimiento, mejorando de esta manera  los tiempos de gestión y los costes internos asociados a la operación.

 

VENTAJAS FINANCIERAS DEL RENTING O ALQUILER DE BIENES DE EQUIPO:

 

El renting no supone aumentar el endeudamiento de la empresa, de modo que tampoco reduce la capacidad de crédito para otras posibles financiaciones.

Al no tener que contabilizar como endeudamiento la financiación obtenida por el renting, la solvencia y los ratios de tesorería y de liquidez de la empresa no se ven afectados negativamente.

El alquiler de equipos permite conocer de antemano la totalidad de los costes, por lo que podemos así asignar un presupuesto fijo y no tener que hacer frente a gastos imprevistos.

Las fluctuaciones de los tipos de interés no producen variaciones en las cuotas mensuales del renting.

La cuota del renting se contabiliza como un gasto corriente y evita que  realicen otros asientos contables como por ejemplo: altas de inmovilizados, asientos de amortización, contabilizar el endeudamiento…

 

VENTAJAS FISCALES DEL RENTING O ALQUILER DE BIENES DE EQUIPO:

 

Si el equipo se destina a uso profesional, entonces la cuota de renting es un gasto deducible en su totalidad

Asimismo, el IVA de la cuota del renting es deducible fiscalmente.

 

EL CASO PARTICULAR DEL RENTING EN LAS INSTALACIONES FOTOVOLTAICAS DE AUTOCONSUMO

Para entender el caso particular de instalaciones fotovoltaicas, debemos saber que las instalaciones solares fotovoltaicas de autoconsumo producen unos ahorros muy importantes, debido a la generación de energía que producen y que por tanto que no va a ser consumida de la red o la energía que producen y  va a ser compensada con la energía consumida fuera de los períodos de generación. Estos costes de generación son cuasi cero si exceptuamos el propio coste de la instalación.

Siendo así, podemos observar que si el periodo de financiación del renting es superior al periodo de recuperación de la inversión genera flujos positivos de caja desde el minuto uno de la inversión.

De esta manera, no sólo vemos que la inversión no supone ninguna carga financiera si no que además va a generar liquidez adicional para nuestro negocio y, una vez terminada de financiar nuestra inversión aún le va a quedar un larguísimo periodo de 20-25 años de vida útil.

En la práctica, nos encontramos que las producciones de las instalaciones fotovoltaicas permiten recuperar la inversión en entornos de 5-6 años y los plazos que ofrecen actualmente las compañías de renting alcanzan los 6-7 años, esto hace que con los ahorros conseguidos en la factura de suministro eléctrico alcance sobradamente para pagar las cuotas de renting y aún nos sobre liquidez, por lo que sin ningún esfuerzo económico adicional tendremos pagada una instalación fotovoltaica de la que podremos seguir disfrutando al menos 20 años adicionales.

Si estás interesado en financiar tu instalación fotovoltaica de autoconsumo industrial a través de un renting, puedes hablar con Elektrosol, te asesoraremos y te ayudaremos en todos los pasos.